Las declaraciones que hizo Randi Zuckerberg (hermana del fundador de Facebook y responsable de mercadotecnia de la marca) no dejaron indiferente a nadie. Un tema muy discutido en las nuevas formas de relacionarse en Internet es la privacidad que posee o no cada individuo. De hecho hay que ser muy meticuloso y cuidadoso con quién quieres que te vea y qué derechos quieres dar a los que te ven. 

107

Fuente: www.interartix.com

Esta problemática se viene escuchando desde el origen del Social Media. Si no quieres que te vea cualquiera que busque tu nombre en el buscador, definitivamente, tienes que tenerlo todo demasiado controlado o directamente no pertenecer a la misma. 

Con estas premisas, Randi Zuckerberg en un Debate que tuvo con Marie Claire llegó a afirmar lo siguiente: "El anonimato en Internet debe desaparecer". Después de esta afirmación tan rotunda fue añadiendo diferentes comentarios que abrieron un fuerte debate en las Redes. Su afirmación iba dirigida a intentar evitar perfiles maliciosos que acosaran digitalmente. 

Ahora bien, ¿alguien le ha preguntado cual es la raíz y la solución de este problema?. Realmente quien tiene el poder es el cliente o usuario. No podemos intentar dictar las normas de actuación de ninguna aplicación social, porque simplemente, el usuario no querrá usarla y evitará ese medio de comunicación. Aquí reside realmente el factor principal, si al cliente le gusta tu empresa, tu plataforma, o tu programa, será prescriptor de la marca y te llevará a conseguir beneficios sostenidos. En caso contrario, la competencia se apoyará en ofrecer lo que realmente satisface las necesidades del consumidor y sabrá qué ofrecerle, cuando y como, apartándote del mercado. 

Por otro lado, otro gigante como lo es Google, también tuvo problemas a la hora de que los usuarios registraran nuevas cuentas. Decidió que sólo se podrían crear usuarios reales, y de ninguna manera quería aceptar nombres inventados. Este hecho fue determinado por injusto por parte de los usuarios ya que muchos querían ponerse los apodos por los que serían reconocidos por posibles búsquedas de amigos que quisieran encontrarles en la Red. Google ha empezado a abrir la mano y estudia qué se puede tomar como real y qué como ficticio. 

Ahora bien, desde aquí preguntamos, no tenemos por qué pensar en malas intenciones... Simplemente pensamos, ¿qué pasa si quiero tener una cuenta para mis amigos, otra para trabajo y otra para la gente de la universidad con la que quiero tener contacto?. Puede que no me apetezca que los posibles headhunters vean lo que comento con mis amigos porque simplemente sea público. Puedo usar un lenguaje más vulgar o comentar situaciones que a un trabajador de RRHH le haga tomar una última decisión. 

No hay que olvidar que el poder de las Redes Sociales está en los usuarios, y no se les debe dar la espalda. 

Autor: Víctor Lázaro Pérez

Kategorie: