Mi restaurante no aparece en Internet y tampoco tenemos perfil en las principales redes sociales, ¿por qué debería crearlo?. Existe mucha tranquilidad en cuanto vemos beneficios sostenidos en nuestros negocios y realmente el conformismo que esa situación puede llegar a dar puede ser dañino para nuestros negocios. Si algo va bien, ¿por qué no puede ir mejor?. Sólo nos preocupamos de levantar nuestra empresa cuando ésta ya ha caído y esa es una idea errónea. Parece que sólo nos preocupamos de nuestra salud cuando estamos enfermos, ¡pero es hora de empezar a cambiar!

No todos los recursos de los que podemos disponer son costosos o demasiado difíciles de implementar.

Sólo hay que pensar, ¿dónde está el cliente?, y ¿cómo puedo atraer a ese cliente a mi negocio?.
A día de hoy, cada vez hay más y más usuarios de redes sociales, más personas que comparten sus vidas en Twitter, Facebook, Tuenti... y esos son los sitios por donde deberíamos empezar. 

110

Fuente: www.pymeactiva.bligoo.es

Un estudio reciente de la Oficina de Estadística Comunitaria Eurostat nos dice que los españoles somos los europeos que más salimos a comer fuera de casa (haya o no crisis) con los siguientes gráficos.

111

112

Los irlandeses y los griegos nos siguen en lo de no estar en casa ya que ocupan segundo y tercer puesto respectivamente. 

Estos datos son significativos. Al español le gusta estar, comer y relacionarse fuera de su casa con su entorno social. Con lo cual, si sabemos que no está en casa, hay que saber cómo llevarlo a tu restaurante.

Una de las cosas que más gustan a los que navegamos por Internet es la información, y la información es fácil de buscarla (tanto la buena como la mala). Si podemos hacer algo como empresas, para salir beneficiado de estas opiniones, mejor que sea dando nosotros el primer paso y no por una imposición de una mala reputación otorgada por una crítica malvada y destructiva.

Las páginas amarillas, o los antiguos panfletos que se iban repartiendo a las salidas del metro deben de reciclarse. No estamos hablando de cambios radicales, pero si no te diferencias de la competencia no eres parte del abanico de posibilidades que el consumidor se plantea a la hora de consumir. 

Hoy en día, si navegamos por Internet, empezamos a ver páginas del tipo Críticas de Restaurantes, buscadores de bares y restaurantes, y ofertas en las principales ciudades españolas. En las primeras posiciones cuando buscamos restaurantes en Google aparece QDQ pero es una búsqueda demasiado genérica ya que se centra en un directorio de empresas. Echamos en falta páginas como Restaurantes Madrid donde poder comer, pero aún así se nos queda corta la información que nos facilitan. 

En España no llegamos a ver la profesionalidad que encontramos en páginas de otros países. En ninguna de las webs que hemos visitado se muestra una información más detallada, donde se puedan ver al lado de las direcciones, críticas, menús, horarios, parkings cercanos... y esto es algo que necesita ser cambiado.

A la hora de buscar un restaurante como cliente, ¿qué buscamos?.

Yo personalmente diría que opiniones, fotos, menús... ¡¡¡INFORMACIÓN!!!. Y otra opinión más es que no hace falta ser rudimentario en tu web. Si no sabes montarla hay gente que si que sabe... es mejor invertir que hacer las cosas mal hechas.

Hechas estas aclaraciones podemos ver que hay muchos métodos para optimizar nuestro restaurante, ya que con sus características propias se puede llegar a explotar eficientemente.

113

Fuente: www.canariasactual.com

Ahora bien. Imagínate que eres un cliente hambriento y que estás pasando cerca de un restaurante y, al no tener más información piensa, no se si entrar o no. Aquí es donde te pueden ayudar las Redes Sociales. Coges tu smartphone y voilá!, con Foursquare puedes atraerle a que entre en tu restaurante. O con buenas críticas en Facebook, Twitter, Tuenti puedes hacer que cuando pasen por tu zona piensen en ti como posibilidad. E incluso puedes atraerles con promociones, ofertas especiales para seguidores de Twitter o grupos de Google+, concursos tipo "quien sea el más rápido en contestar cuál es su plato favorito de la carta se lo lleve"... Todo es saber cómo y a quién dirijirte y darle un poco de emoción al consumidor final. No queremos un listado de restaurantes ya que eso ya nos lo da Google, queremos saber qué emociones transmiten nuestros restaurantes favoritos y por qué debemos ir o no allí, y ahí nos apoyaremos en las Redes Sociales para que nos digan si somos fans o no de esos sitios.

El mundo del Social Media nos ayudará a tener una reputación, a que hablen de nosotros y nos compartan generando nuevos clientes y nuevos consumos de nuestros productos y servicios.

Páginas como Bistrosquare nos ayudan con un conjunto de herramientas en las que se incluyen posibles descuentos a futuros clientes, menús...

La diferencia está en ti como empresario, ¿quieres ser uno más o quieres diferenciarte de tu competencia y dar un valor añadido a lo que haces?.

Autor: Víctor Lázaro Pérez.

Kategorie: